Las casas exteriormente eran sobrias, no tenían adornos.
La entrada se presenta en recodo con zaguán para que el patio no pudiera ser visto desde la calle. Este patio era el núcleo de distribución de la caza en el estaba presente el agua en forma de estanco.
La cocina se situaba cerca de la entrada y era normalmente de reducidas dimensiones. El menaje de cocina y la vajilla se guardaban en arcones o alacenas. Los materiales que se han utilizado para hacer las casas son el yeso, la cal, los ladrillos y la mampostería.
Las casas no tenían dormitorios sino que en los extremos de la sala estaban las camas. Unas cortinas separaban este espacio del resto de la habitación. No se sentaban en sillas, sino en almohadones de cuero. No había armarios porque la ropa se guardaba en unos cofres de gran tamaño, protegido por candado.
ANA Y MARTÍN
.external image chapiz1.jpg